Rosas y Libros Engalanan Barcelona en Sant Jordí

Sobre mitos, leyendas y tradiciones, hoy les contaremos sobre una leyenda europea pero que también se conoce en Asia, un día de festividad en la que Barcelona se viste de rosas y libros: 23 de abril, Sant Jordi.

La fecha original es el 23 de abril del año 303, apenas comenzado el siglo IV de nuestra era, ese fue el día de la muerte de Jorge de Capadocia, soldado romano convertido en santo, pero sobre todo, el 23 de abril es la fecha del nacimiento de una leyenda, San Jorge, (o Sant Jordi en catalán), como personaje histórico.

En la leyenda, este santo también es un heroico personaje lleno de honor y romanticismo, quien rescata a una princesa que estaba a punto de ser devorada por un temible dragón.

Derrota al dragón con su lanza, y de la sangre del dragón nace una rosa que el caballero le entrega a la princesa, un cierre perfecto para una historia de amor y coraje.

Más adelante en la historia, el rey Pedro I de Aragón adopta a San Jorge como patrono de su reino, tras triunfar en la batalla de Alcoraz en el siglo XI, luego de lo cual toma la ciudad de Huesca hasta allí en manos de los musulmanes.

Barcelona, Casa Batlló en Sant Jordi.

La rosa es un símbolo de la leyenda de Sant Jordi y el dragón,  pero además es en Barcelona un símbolo de este día de festividad de Sant Jordi en las calles, y desde el siglo XV comienza la tradición de ofrecer como regalo a las damas una rosa, y desde el siglo XX al regalo de una rosa, se responde obsequiando un libro.

En la actualidad regalar rosas y libros en Barcelona el día de Sant Jordi, cada 23 de abril, es común y muy fácilmente se encuentran tanto rosas como libros, ya que toda la ciudad se engalana con flores, frentes de casas y edificios, puestos de venta, y hay puestos en cada calle, en cada esquina donde comprar libros para regalar.

La ciudad se convierte en un escenario urbano gigante donde florece en cada habitante la cordialidad y los buenos deseos.

Esta propuesta se repite por toda Catalunya, y es una de las fiestas más bonitas del mundo por su simpleza.

Gaudí, en una de sus obras más destacadas y visitadas de Barcelona, como lo es Casa Batlló, hace referencia y a modo de homenaje a la leyenda de Sant Jordi, realizó el techo de la terraza representando el lomo del dragón, todo con sus habituales cerámicos firmando las escamas del legendario monstro, y el mismo es atravesado por la espada y la cruz de cuatro brazos de Sant Jordi, además el balcón más alto de la fachada de Casa Batlló es una representación de una flor, el balcón de la princesa.

Lomo del dragón. Gaudí en Casa Batlló.

Recorrer la Casa Batlló el día de Sant Jordi es especial, ya que también en su interior Gaudí dejó sus huellas de la leyenda, con referencias a los esqueletos y vértebras del dragón en las estructuras interiores de la casa, como también la cola del dragón en la escalinata.

En la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona, se encuentra en su patio central, una fuente con una pequeña estatua de Sant Jordi matando al dragón.En ella, los visitantes arrojan monedas y tocan el agua pidiendo un deseo, para que la buena suerte los acompañe.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*