Catedral, Barrio Gótico y … Ofertas en Barcelona

Para ir cerrando los capítulos con nuestras recorridas, caminatas con principio pero sin final, y anécdotas en Barcelona 2017, previo a nuestro vuelo a Milano, llega la hora del renombrado Barrio Gótico de la ciudad, con su Catedral, sus pasillitos zigzagueantes y festivales populares.

Aunque llegamos en días agitados por la declaración de la Independencia de Catalunya y la aplicación del Artículo 155, todo lo que esperábamos de Barcelona se cumplió con creces, ciudad cosmopolita, llena de secretos por descubrir, monumentos que conocer, sabores que probar y costumbres por aprender.

Una de las últimas tardes allí, nos internamos desde la Rambla en esas callecitas angostas casi peatonales, conjunto de pasajes medievales que componen el denominado Barrio Gótico, en el cual se encuentra también la Catedral de Barcelona.

Con real apariencia de viaje en el tiempo, fuimos encontrando en esas antiguas fachadas y balcones, detalles de una arquitectura bellísima, con puentes que unen una acera de viviendas con la de enfrente, edificios con portones enormes, luminarias de bronce que deberían pesar 100 kilos cada una, negocios de reliquias, suvenires y restaurantes especializados mayormente en las paellas de arroz y mariscos.

Dentro del Barrio Gótico encontramos también cantantes líricos dando sus conciertos a la gorra, aprovechando la acústica de esos antiguos pasajes, ferias de anticuarios, artistas enfundados en estructuras de grandes marionetas, y hasta una pareja de recién casados buscando los mejores rincones del Barrio Gótico para fotografiarse.

Resalta sin dudas la Catedral de Barcelona, con definido estilo gótico, visitada por miles de turistas como así también, punto de encuentro religioso para los catalanes.

Aún es posible descubrir detalles del período romano, como el Acueducto y Puerta de la Muralla Romana, huellas de la Colonia Romana de Barcino, de los siglos I a IV de nuestra era.

Es un paseo interesante para conocer la ciudad vieja, y de paso, al regresar hacia la Rambla, dar paso si aún hay energías para andar, y extraviarse en negocios llenos de ofertas imperdibles, como para llenarse una valija con calzados, ropas, accesorios a precios que al cambio en estos momentos, son muy convenientes, hablando de argentinos que visiten Barcelona.

Calidad por calidad y marcas por marcas, las ofertas son reales, artículos marcados en €50 euros se pueden conseguir con descuentos entre los €10 a €15, zapatillas deportivas a €11, remeras a la moda entre €5 y €10, camperas térmicas para deportes de montaña a €15, difíciles de encontrar en nuestra vapuleada economía local.

Por eso, nuestro consejo, antes de llegar a El Prat para tomar el vuelo de regreso, guardar unos euros para el último día, y recorrer esas callecitas llenas de oportunidades.

Otro consejito, no traer embutidos, ni siquiera si los llevan envasados al vacío, ya que vimos nuestros regalos del mercado La Boqueria ser destruidos en la aduana de Ezeiza.

Y ya nos vamos para Milano, desde el Aeropuerto El Prat rumbo al de Malpensa, que nos dejará en menos de 2 horas en territorio Italiano para seguir nuestra ruta, mientras otra parte del grupo de Sobre Libros y Cultura sigue con destino a París en el tren Renfe de alta velocidad desde la gran estación ferroviaria de Barcelona, Sants, ubicada en el centro de la ciudad.

Desde allí, la seguimos entonces.!

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*