Comentario sobre Seis historias grises de José Gabriel Ceballos

Compartimos un comentario sobre el libro Seis historias grises de José Gabriel Ceballos, realizado por Pablo Melicchio:

Desde el primer relato en el que el Lagarto, un exgendarme de la dictadura se liga a un grupo neonazi y se nos presenta herido luego de sufrir la tortura que sufrieron sus víctimas en el pasado, Ceballos me mantuvo expectante y fui sintiendo cierta hermandad con su letra, con sus ideas, esa comunión que sucede con un escritor que uno no conoce pero que quisiera conocer, que escribe lo que uno quisiera escribir.

En Paterfamilias, relato dedicado a sus hijos, el abogado Santillana regresa a su pueblo y va rearmando la memoria desde lo en apariencia nimio: tarros, objetos abandonados en la casa, olores, la plaza, los pocos vecinos, en especial la familia Arcieri y su hija discapacitada. Y una propuesta que te mantiene en vilo hasta el final del relato.

En Venganza, sexo, enfermedad y muerte se entrelazan con maestría de cirujano. Se trata de los tormentos del doctor Feiges, que está por morir y que busca a quién matar, sólo para vengarse. Un tipo resentido que luego de dar algunas vueltas se decide por dos putas, con las cuales intentará realizar su acto y deseo final. “Sexo. El origen mismo de la vida, y su goce máximo. ¿Qué mejor manera de vengarse?”.

En Entrevista con Julián Garcés, cuento que habla del plagio y que a su vez nos recuerda a El corazón delator de Poe, es, quizá, el más psicoanalítico de todos, relato casi lacaniano donde el protagonista, un viejo escritor, afirma que nos sostienen las palabras y al hablar acerca de su obra nos dice: “Me proponía crear algo que al olvido le costara bastante destruir”. Pero el olvido no olvidó lo que él más hubiese querido que olvidara, a Manuel Ungar. El arte del olvido, como todo arte, falla.

Eros no se rinde, o cómo alterar genéticamente el terror a la muerte, es un cuento del cuento, donde uno puede perseguir al escritor en primera persona, discutiendo los pormenores de la idea de un relato con un tal Fracchia, un filósofo y sabio chaqueño, hasta que éste muere pero que cobra vida en el cuento. ¿Acaso no es esa una de las formas por excelencia del arte, completar los vacíos que ofrece la vida? ¿No es el arte una forma de lucha contra la muerte, contra el olvido?

Y en Lazo de muerte, el último relato del libro, Ceballos nos adentra en la historia de un guerrillero, la causa de la Revolución y un prisionero encapuchado, pero por sobre todo es el regreso al pasado, una vez más, un amor de juventud, engaños, dichas y desdichas, lo que se quiere saber, lo que se quiere silenciar. ¿Saber qué pasó? Muchas veces, para poder seguir viviendo, es necesario saber; otras, olvidar. Un cuento extenso que podría ser una pequeña novela, que da ganas de seguir, de que no termine, como sucede con los buenos libros.

Los Seis relatos grises partieron de una paleta llena de colores que José Gabriel Ceballos supo utilizar con maestría de pintor avezado. Es un libro que no se puede dejar de leer, incluso una vez que se termina.

Pablo Melicchio en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires 2018

Pablo Melicchio, autor de QuiniFreud de la Colección Ojo Lector de Moglia ediciones, vive en Castelar, Gran Buenos Aires, es Licenciado en Psicología (UBA), psicoanalista y escritor. Ha publicado varios libros de psicología y literatura (novelas, cuentos) y numerosos relatos y artículos en diferentes medios gráficos como Página 12, Perfil, Ñ, Clarín, entre otros.

Los invitamos a leer nuestra nota anterior al escritor José Gabriel Ceballos en: http://sobrelibrosycultura.com/seis-relatos-zonas-grises-vida/ donde podrán conocer más sobre su mundo y sus libros.

Comentarios

comentarios

2 Comentarios a Comentario sobre Seis historias grises de José Gabriel Ceballos

  1. Es difícil encontrar a blogers con conocimientos sobre este tema , pero creo que sabes de lo que estás comentando. Gracias compartir un articulo como este.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*