Esos Pueblitos y Ciudades con Nombres Raros

Cuantas veces viajamos por las rutas argentinas y nos sorprendemos con el nombre de algunas localidades, pueblitos y ciudades, preguntándonos el porqué de su nombre, imaginamos una historia, a veces acertamos, a veces no.

De una conversación casual en la Feria del Libro de Buenos Aires surgió la inquietud y el deseo de interactuar con nuestros lectores sobre este tema, y dejamos como ejemplos algunas de nuestras averiguaciones sobre el nombre de localidades, pueblitos y ciudades cuya denominación sin dudas, nos dará conocimientos nuevos al respecto.

¿Un nuevo entretenimiento para el próximo viaje quizás…?

Comenzamos cerca de la Ciudad de Buenos Aires, a 140 kilómetros se encuentra Verónica, sin dudas en honor a alguna mujer, efectivamente, dicho nombre le fue colocado en homenaje a Verónica Bernal de Tornquist, esposa del fundador Martín Tornquist.

Rumbo a Córdoba pasamos por Tío Pujio, a más de 570 kilómetros de Buenos Aires, cuya interpretación de las lenguas quechas nativas sería Manantial de arena.
Ya desde el siglo XVI hay documentos con dicho nombre, se menciona La Posta de Tío Pujio.

Bell Ville, en la Provincia de Córdoba, conocida como la Capital de la Pelota de Fútbol, a 500 kilómetros de Buenos Aires, debe su nombre al ex presidente Domingo Faustino Sarmiento, quien en 1870 cambió el nombre de Fraile Muerto por el apellido de dos hermanos escoceses, Antonio y Roberto Bell, denominándola Bell Ville, una traducción complaciente sería Villa Bella.

Venado Tuerto, en la Provincia de Santa Fe, a solo 365 kilómetros de Buenos Aires, encontraremos esta gran ciudad, existente cerca de la Laguna del Hinojo, donde antiguamente existió un fuerte militar.
La leyenda urbana dice que en el lugar había un venadito al que le faltaba un ojo perdido en un ataque sufrido ante los indígenas, por lo cual, cada vez que el venadito tuerto aparecía en el fortín, era un aviso claro de la proximidad de un ataque indígena o malón, lo que permitía a los soldados refugiarse y defenderse del ataque con tiempo suficiente.

La actualmente denominada Capital del Parapente, Carpinteria, sobre la Ruta Provincial 1 en San Luis, a 770 kilómetros de Buenos Aires, debe su nombre a que antiguamente el paraje contaba con una carpintería, en la que se reparaban carros, carretas.
Actualmente en esta localidad puntana, vecina a Villa de Merlo, se sigue celebrando cada año la Fiesta Nacional de la Carreta y los 101 chivos.

La ciudad más antigua del Nordeste argentino es Corrientes, o Ciudad de Vera como figura en el acta de fundación del siglo XVI, donde se indica sobre la fundación, Ciudad de Vera de las Siete Corrientes, Taraguí en lengua guaraní

Por supuesto, hay miles de ciudades y pueblitos que merecerían figurar en la nota, pero preferimos interactuar con nuestros lectores, y que nos dejen sus ejemplos, tal vez de su misma ciudad, para que juntos aprendamos más de nuestra historia.

A través de nuestra web www.sobrelibrosycultura.com , o por Facebook Sobre Libros y Cultura, en Twitter @sobrelibroscult y desde hace unos días también en Instagram usuario sobrelibrosycultura esperamos sus comentarios.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*