Rafting, Paisajes, Vinos, y Borges. Todo en San Rafael

Es difícil encontrar un lugar que concentre atractivos para todos los gustos y las edades, Y San Rafael, en el sur de la Provincia de Mendoza los tiene.

¿Paisajes increíbles? Sí, los tiene.
¿Bodegas de vinos y espumantes? Sí, las tiene.
¿Paseos y excursiones en ríos y montañas? Sí, también los tiene.
¿Paseos culturales? Por supuesto, los tiene.
¿Hotelería de primer nivel? También los tiene.

Son 1000 kilómetros los que separan a San Rafael de la Ciudad de Buenos Aires, un recorrido que en auto tranquilamente se realiza partiendo temprano a la mañana, y sin apuros, se puede arribar a esta ciudad del sur de Mendoza al atardecer.

San Rafael es una pintoresca ciudad, al pie de la Cordillera de los Andes, con los ríos Atuel y Diamante en sus inmediaciones, que convierten a la ciudad en atractivo turístico tanto en verano como en invierno.

Relax para quienes quieren tranquilidad, para disfrutar de los diques y embalses Los Reyunos, El Tigre, Agua de Toro, la Vieja Villa 25 de Mayo, y aventura para quienes llegan en busca de actividades diferentes a las habituales, en San Rafael el turista encuentra rafting en el Atuel y su cañón, o mountain bike, jet ski, wind surf, kayak, pesca, buceo, un abanico de posibilidades imperdibles.

Sin dudas los lugares más visitados en San Rafael a nivel establecimientos, son las numerosas bodegas de vinos y espumantes afincadas en las inmediaciones y en el mismo casco céntrico de la ciudad, que son la mejor opción para aprovechar si algún día lluvioso ocupa el calendario de las vacaciones.

Firmas como Bianchi, La Abeja, Alfredo Roca, Suter, El Rosal, Murville, Iaccarini, y muchas más poseen recorridas guiadas en las que se enseña al visitante desde la recolección de la uva, los procesos de elaboración de vinos y espumantes, hasta el embotellado de las diferentes variedades.

También numerosas plantas elaboradoras de aceite de oliva y dulces caseros artesanales pueden ser visitadas, para degustar exquisiteces de la zona con frutas típicas del sur mendocino.

Para los amantes de las letras y seguidores de Borges, un sitio a visitar será el laberinto construido en la estancia Los Álamos, un homenaje de la familia Aldao al escritor, quien se alojara allí en diferentes oportunidades.

El laberinto es similar al que se encuentra en Venecia (Italia), http://sobrelibrosycultura.com/venecia-laberinto-borges/ y la mejor vista se logra desde una torre de observación, y en verano puede visitarse de 10 a 20 hs., y en invierno de 10 a 18 hs., en Calle Bombal s/n cuadro Bombal, Cuadro Nacional.

Uno de los puntos más reconocidos para el turista que llega con expectativas de paisajes diferentes y deportes con adrenalina, sin dudas es el Cañón del Atuel, lugar de hermosas vistas y formaciones geológicas que a través del tiempo de erosión de viento y agua asemejan ahora siluetas como Museo de Cera, Sillón de Rivadavia, El Lagarto, Los Viejos, Los Monstruos, la Ciudad Encantada, El Mendigo, Los Jardines Colgantes, Los Monjes.

Para quienes llegan con ganas de deportes de riesgo, el rafting en el Valle Grande, a unos 40 kilómetros de San Rafael, un descenso en aguas blancas a bordo de botes inflables, en los que grupos de intrépidos navegantes pueden desafiar los saltos y rápidos que propone el río en diferentes categorías de riesgo, la 2 y la 3 son las que abarca esta zona, siempre con avezados guías.

Las recorridas duran entre 1 a 2 horas según el recorrido elegido, hay de 6 kilómetros y hasta de 16, y hay que ir con ropas apropiadas, ya que el remojón es casi inevitable.

También los paisajes cercanos descubren gigantescas dunas de más de 200 metros de altura, que fueron etapa en alguna de las realizaciones del Dakar años atrás.

Por el Río Diamante se accede a diferentes diques y embalses, como el Dique Galileo Vitali, El Tigre, Los Reyunos, Dique de Agua del Toro, pudiéndose realizar diferentes actividades deportivas como pesca, buceo, o paseos en catamarán.

Para realizar excursiones de 4 x 4, los recorridos más reconocidos son los que llevan al turista a la zona de El Sosneado, Cuesta de Los terneros, Salinas del Diamante, Laguna El Sosneado, las ruinas del Hotel Termal, Volcán Overo y la Laguna del Atuel.

En el casco céntrico de San Rafael, se podrán recorrer tranquilamente a pie la Catedral de San Rafael Arcángel, la Plaza General San Martín, la Plazoleta del Inmigrante, Plaza Francia, el Parque de los Niños, Museo de Historia Natural de San Rafael, Museo Histórico Militar, Museo Narciso Sosa Morales, el Museo Ferroviario, y mucho más.

Para quienes aún no hayan programado o definido el lugar de vacaciones, sin dudas San Rafael es una excelente opción, incluso, para quienes quieran pasar a Chile, ya que a menos de 400 kilómetros están los pasos internacionales que unen ambos países.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*