Cine: Hoy se arregla el mundo

Hoy se arregla el mundo es una película argentina dirigida por Ariel Winograd, protagonizada por buenos actores como Leonardo Sbaraglia, Benjamín Otero, Charo López, Luis Luque, Natalia Oreiro, Martín Piroyansky, José Luis Gioia, Soledad Silveyra, Gerardo Romano y Gabriel Corrado entre otros. Se nota mucho el oficio y la calidad en sus interpretaciones. Actualmente puede verse en la plataforma Netflix y ha ganado mucho éxito de visitas en poco tiempo.

Su género se encuadra en lo que llaman comedia dramática, quizás porque el film se mantiene en una línea media que no te saca grandes carcajadas pero tampoco da fuertes golpes bajos, lo que la lleva a que el tiempo de duración sea el justo para el tema que quiere abordar.

La historia comienza con el encuentro entre dos ex pareja para charlar sobre la organización de los tiempos con su hijo en común Benito. El padre -muy bien interpretado por Leonardo Sbaraglia- es un productor de televisión muy ocupado que nunca tiene tiempo para su niño pero en esta cena la madre -interpretada por Natalia Oreiro- le plantea algo más importante: le salió un trabajo en España y se van a vivir allá. Al padre parece no importarle nada más que su trabajo, así que la noticia no le mueve un pelo y ella deja entrever en un reclamo de amor de madre que él no siente nada porque total no es el verdadero padre…

El episodio podría haber quedado ahí nomás, como una parte más de cualquier intercambio de reclamos entre exesposos pero un accidente fatal resignifica la historia de golpe. Ella muere atropellada al salir del restaurante y el padre descubre con un examen de ADN que su hijo en realidad no es suyo. Un hecho que primero le abre una buena excusa para huir del problema y no ver más al niño que entorpecía su trabajo pero tras avanza la trama, emprenden juntos una búsqueda para encontrar al padre biológico para que se haga cargo de la situación.

Esa búsqueda repleta de situaciones tragicómicas termina, sin proponérselos, por estrechar sus lazos y descubrirse en un nuevo vínculo amoroso. ¿Padre/hijo?

Está claro que la película plantea el tema de la identidad, ¿el padre biológico es realmente el padre? ¿Alcanza con eso? ¿Hasta qué punto nos marca llevar el apellido? Mentiras verdaderas, juegos de la identificación. En Hoy se arregla el mundo se trata de otra cosa, y se ve al inicio de la película cómo el deseo de la madre toma su fuerza al elegirlo al Griego, un loco productor, para cumplir ese rol ocultando una verdad que no hacía falta decir porque el Nombre del Padre termina por hacer huella en esa relación y al final, para el hijo Benito está muy claro quién es su papá.

Hoy se arregla el mundo es una película para disfrutar un buen rato pero también, para quedarse pensando en los lazos familiares y mucho más. ¡La recomendamos!

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad