Conversamos con Enrique Butti sobre su nueva novela

Durante estas semanas, la editorial Palabrava, de Santa Fe, Argentina tiene el gusto de anunciar el lanzamiento de la nueva novela Araca corazón callate un poco de Enrique Butti.

El libro cuenta con una atractiva estética en Blanco y Negro y una lograda tapa sugerente con perfume de mujer. Condimentos más que suficientes para motivarnos a conversar con su autor, Enrique Butti, y descubrir parte de la intimidad de la novela.

Enrique, ¿cómo nació tu nueva novela Araca corazón callate un poco?

Creo que al inicio existió la constatación de una desventura que veía pulular por todos lados: la de algún don que se transformaba en una tortura, qué se yo, el don de la rima fácil para un poeta que se creyó así predestinado a no corregir sus engendros; una gran herencia que se transmutaba en un mandato esclavizador; la fina sensibilidad parabólica de un conocido que acabó achicharrado en combustión espontánea; en fin, un don como la buena memoria para el pobre Funes. En el fondo de “Araca…” está el asombro por comprobar a cada paso la desgracia catastrófica en que podía transformarse algo que personalmente deseé y envidié siempre: la gracia física, el encanto capaz de despertar de inmediato una pasión irresistible.

La primera parte de la novela consiste en la narración que un hombre le hace de su vida a una mujer…

Sí, la posibilidad de contar la propia vida constituye una de las mayores satisfacciones. En mi juventud deambulé bastante, y uno de los beneficios, en verdad muy pocos, de un destino de vagabundeo es la sucesión constante de encuentros fortuitos, en una sala de espera o estación de servicio perdidos en la nada, en una guarida cualquiera donde se debe pasar la noche helada con una persona desconocida, y entonces es posible que esa persona te empiece a contar su vida y te pida que cuentes cómo llegaste ahí, capaz que medio con gestos cuando no se tiene una firme lengua en común, y uno empieza a contar su propia vida, tal como fue o quiere ver en ese momento, con libertad incluso para inventar si la mentira es oportuna, ya que estamos seguros de que no volveremos a ver a ese interlocutor, o interlocutora que fuera. En verdad a todos nos gusta contar episodios de nuestra vida, si estamos en las condiciones ideales, abandonados en una cama por ejemplo, con una persona de oreja sensible y disponible, y andar descubriendo cualquier recuerdo, recordándolo seguramente por primera vez en voz alta.

Enrique Butti lanza una nueva novela: Araca corazón callate un poco

Es una mujer la narradora de la novela, pero quien cuenta su vida es un hombre. ¿Cómo es eso?

Las aventuras son las de un hombre, pero siempre me resultó mucho más interesante la verba femenina. Y de todos modos ella es la verdadera protagonista, ya que en la segunda parte seguirá su voz, pero ahora contando lo que le sucede por curiosear en la realidad las peripecias que su amigo le ha relatado sobre su infancia traviesa y feliz, sobre su adolescencia muy difícil en la que se volvió loquito y se largó a vivir en la calle, sobre su experiencia con los extraterrestres que lo abdujeron, pero sobre todo, por fisgonear en la variopinta serie de relaciones amorosas que siguen persiguiendo a su amigo todavía hoy, cuando se ha convertido en un ciudadano intachable, un empleado muy eficiente y honesto.

Pero la verdadera historia de la novela es el ávido corazón de la narradora persiguiendo el amor, de ahí el título con el verso del tango de Delfino y Vaccarezza: Araca corazón callate un poco.

Excelente propuesta para leer tirados en el sillón, con un cafecito cerca y música tenue de fondo. Para dejarse llevar por los vericuetos de la historia, con algo de suspenso y mucha imaginación. Bienvenida Araca corazón callate un poco, siempre la aparición de una nueva novela es motivo de festejo y por estos días más.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*