Isla Aucar, La Isla de las Almas Navegantes

Siempre buscando nuevos lugares para llevarlos a nuestros lectores en la sección de Turismo Escondido, llegamos para conocer Aucar, la llamada Isla de las Almas Navegantes, en el sur de Chile.

La Isla Aucar es un territorio que está rodeado por el Océano Pacífico, muy cerca de tierra firme, al lado de Quemchi, su puente la conecta con la Isla Grande de Chiloé, la cual es la de mayor extensión de todo el archipiélago.

Pese a ser una isla, al bajar las mareas hacen que la isla esté unida con esta tierra firme, permitiendo caminar hasta ella, pero cuando la marea vuelve a subir habrá que utilizar el puente de madera de 510 metros, y unos 2 metros de ancho.

Hasta Aucar se puede llegar caminando durante unos 30 minutos desde Quemchi, la pequeña comuna cercana fundada en el año 1881.

Belleza natural, mágica y misteriosa, la Isla Aucar es llamada la Isla de las Almas Navegantes, desde que así la bautizó el escritor Francisco Coloane, oriundo de este lugar y fallecido en el año 2002.

Él comparó la isla con un barco listo para zarpar junto con los cuerpos que descansan en el cementerio, ubicado al lado de una pequeña capilla, Capilla de Nuestra Señora de la Merced, y que los familiares han tomado la Isla Aucar como espacio santo intercultural.

Los turistas que llegan desde otras regiones de Chile y hasta de otros países atraídos por la historia, encuentran que además, en la Isla Aucar encontrarán un jardín botánico, pequeños bosques y un mirador, y dentro de la capilla, imágenes que datan de 1761.

En los senderos, hay diferentes especies de plantas, destacándose canela, el chilco blanco, el canelo, luma, tepú, olivillo, avellano, entre otras.

Isla Aucar – Chile

Por el lado de la fauna arraigada en la zona, cisnes de cuello negro, patos silvestres, martínpescador, zarapitos, gaviotas y gaviotines entre otras aves, que son fotografiadas por los visitantes desde el largo puente de madera.

Una recorrida turística por la Isla Aucar puede tomar entre 1 y 2 horas dependiendo el ritmo de los caminantes, ya que el puente de medio kilómetro y las detenciones se cuentan aparte, debido a las paradas para tomar fotos y videos.

A la isla se puede ingresar de forma gratuita.

Para llegar a Isla Grande de Chiloe, desde Santiago de Chile hacia el sur son unos 1200 kilómetros, y desde Puerto Mont en la región de los lagos, unos 200 kilómetros.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*