El Tren de las Maravillas.

Son 100 kilómetros de línea férrea, una joya de la ingeniería ferroviaria, que va entre atrevidos puentes y túneles excavados en la montaña, y que desde hace años, los fanáticos han luchado por mantener vivo al Ferrocarril de las Maravillas, en francés, Train des Merveilles.

Este tren va desde Niza hasta Tende, un pueblo en los Alpes, en la frontera con Italia y situado a más de 1000 metros de altitud, atravesando túneles y subiendo la montaña, mientras se dan explicaciones en francés e inglés.

Train des Merveilles, el Ferrocarril de las maravillas, elegido entre las 10 líneas más bellas del mundo, fue inaugurada en el año 1929, la línea que fue dañada y cerrada durante la Segunda Guerra Mundial, recién volvió a ser reabierta el 6 de octubre de 1979.

Parte desde Niza a las 9.17 horas, el valor normal de los pasajes es de 23 euros ida y vuelta, aunque se pueden conseguir promociones especiales, lo que permite ahorrar hasta 8 euros.

El Tren de las Maravillas no es muy veloz, ya que es esencialmente turístico, su velocidad es de 40 kilómetros por hora, lo que permite buenas fotografías en viaje, especialmente por los bellos paisajes que se aprecian en la ruta del tren.

El viaje dura algo más de 2 horas, llega a Tende a las 11.24 horas, y las paradas son de solo 3 minutos, por lo que no se puede bajar a recorrer cada estación, hasta llegar a Tende, pasando por San Delmas del Tende.

Este pueblo que en épocas de guerra pertenecía a Italia, hoy a Francia, y que tienen unos 2000 habitantes.

Allí se puede bajar, recorrer y disfrutar del pueblo y los paisajes hasta la hora del regreso.

Justamente luego de la guerra, estuvo más de 30 años sin funcionar, hasta 1979, un recorrido que debió ser puesto en condiciones, con sus elevados puentes y túneles en medio de los Alpes Marítimos.

Hace unos meses, cuando un diluvio barrió con las carreteras zonales, siendo este ramal ferroviario el único medio de comunicación que quedó en pie para unir las diferentes ciudades y pueblos, cobrando el Tren de las maravillas gran relevancia en pleno siglo XXI.

Así luego del feroz temporal, la llegada del ferrocarril a Tende fue acogida como un pequeño milagro, ya que todos los suministros y ayuda para las poblaciones inundadas viajaron por esta línea.

Desde Niza, su estación cabecera, el Tren de las Maravillas, o Train des Merveilles, recorre las siguientes estaciones:

Nice St. Roch, lÁriane la Trinité, La Trinité, Drap Cantarón, Peillon Sainte Thecle, Peille, L´Escaréne, Touét de L´Escaréne, Sospel, Breil Sur Roya, Fontan Saorge, Saint Dalmas de Tende, La Brigue, Tende.

En la actualidad se están realizando grandes trabajos para restablecer las comunicaciones por carretera, tareas que estarán llevando varios meses debido al relieve de la zona, por lo que este ferrocarril, más que turístico, será de primera necesidad para los pueblos afectados por las lluvias y aludes.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*