Turismo Escondido: Tren Sendero de los Dos Océanos

Van quedando pocos espacios vírgenes en el mundo, ya los oasis sin muestras de civilización se cuentan en pocas cantidades, las selvas son taladas, las playas desiertas se convierten en spa costosos, y los paisajes africanos ven pasar al Tren Sendero de los Dos Océanos.

¿Qué es el tren sendero de los dos océanos?

Desde el año 2019 hay una nueva manera de recorrer de este a oeste el continente africano, uniendo el Océano Índico con el Océano Atlántico, en este lujoso tren inaugurado por Rovos Rail, al cumplir esta empresa su 30 aniversario.

Punto de partida de este ferrocarril de lujo, es Dar es Salaam, en Tanzania, para iniciar su viaje a través de 4500 kilómetros, que se recorren a paso lento, entre 30 y 40 kilómetros por hora, demorando 15 días en llegar a su punto final, Lobito, en Angola.

Para poder construir esta increíble línea férrea, fue necesario conseguir los permisos para atravesar cada uno de estos países, de este a oeste, Tanzania, Zambia,  República Democrática del Congo y Angola, y así recorrer la denominada Ruta del Cobre.

Imaginemos que un siglo atrás, franceses e ingleses habían intentado esta obra, sin éxito, en parte por los inferiores medios de construcción dentro de un territorio inhóspito, y por otra parte, para evitar grandes conflictos armados en épocas de las colonias europeas en África.

Esta vez los chinos lo consiguieron, China Railway Construction Corporation terminó en julio de 2019 el último tramo de la red que aún faltaba para viajar de Dar es Salam en Tanzania, en el Océano Índico, hasta Angola, en el Océano Atlántico.

Los trenes que transitan por esta vía pertenecen a la compañía sudafricana Rovos Train.

Los precios no son nada económicos, estos 15 días 14 noches dentro del tren, en vagones lujosos, son una barrera importante a la hora de que las ilusiones de realizar el viaje choquen con la realidad.

Habrá que disponer al menos con u$s 5.600 dólares norteamericanos por viajero para un boleto en categoría Pullman, o u$s 23.000 dólares norteamericanos para viajar en la suite real, en vagones de hace 70 años reacondicionados  a todo lujo.

Los servicios, iguales o mejores que en un hotel de 5 estrellas, ya que cuenta con 24 horas de servicio de habitaciones, lavandería, barra libre, médico a bordo y el servicio de un guía historiador disponible todo el trayecto.

La ruta cumple con el sueño de recorrer reservas animales, lugares históricos y hasta una mina de cobre en el Congo, donde los viajeros bajan del tren para recorrer el sitio, regresando por la tarde para cenar en la comodidad del tren, siguiendo su marcha.

El continente negro poco a poco va cediendo ante el avance del progreso, bienvenido por supuesto, aunque signifique que estamos en presencia de los últimos años de muchos territorios salvajes y vírgenes, lo mismo para el hábitat natural y la contaminación en progreso.

Una muestra son los numerosos proyectos ferroviarios pagados por China, como el tramo de ferrocarril diesel entre Mombasa y Nairobi, o el tramo  Addis Abeba con Yibuti, siendo este el primer ferrocarril eléctrico de África.

Con sus aportes logra comprometer a los países beneficiados con sus obras con vistas a los años por venir, ya que el país asiático con sus miles de millones de habitantes busca expandir sus fronteras al menos, exportando habitantes.

Próximo desafío, los chinos planean con una inversión de 30.000 millones de dólares, la construcción de un ferrocarril que una los dos océanos pero por su parte norte, llegando a Dakar, no sería un tren de lujo, sino un tren pensado para el traslado de gente y mercaderías por los países más pobres del continente.

Ya saben, si cuentan con ganas de un viaje diferente, y si cuentan con unos miles de dólares para las vacaciones, tarifa que incluye alojamiento a bordo en una habitación privada con aire acondicionado, baño con ducha, cama doble o litera, pensión completa, bebidas incluyendo las alcohólicas, el Tren Sendero de los Dos Océanos, es el lugar indicado.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*