Conversamos con la escritora y editora Ana María Cabrera

Nos encontramos con la escritora y directora de Ediciones Felicitas Ana María Cabrera, una mujer inspirada por las letras que ha sabido abordar desde la literatura temas tan fuertes como la violencia de género y los derechos de la mujer.

Además de su desarrollo como escritora y editora, ella brinda un grupo de lectura “La mujer en los cuentos de Borges” donde nos lleva por personajes entrañables borgeanos como la Lujanera, Juliana, Emma Zunz y Ulrica.

Sus libros encubren un arduo trabajo previo de investigación envueltos de un interesante clima que logran mantener al lector atrapado hasta el final de sus páginas.

Para quienes deseen ampliar la información sobre Ediciones Felicitas, los invitamos a leer el siguiente link: http://vivilibros.com/ediciones-felicitas-ana-maria-cabrera/

ana-maria-cabrera-adentro

Lo primero que le preguntamos fue: Ana María, ¿cómo es tu vínculo con las letras? ¿Cuándo comenzaste a escribir y decidiste convertirte en escritora?

Antes de leer y escribir actuaba en público la letra que mi tía Sara me decía. Puedo decir que mi vínculo con las letras es amoroso, vital. Desde siempre estuve enamorada de las letras. Empecé a escribir a los nueve años. Era un juego muy divertido. Pero aún pasaron muchos años que escribía pero no publicaba.

¿Cuál es el libro de tu autoría que sentís más propio?

Todos son propios. Felicitas, Regina, Macacha, Laura y Verónica soy yo. Existieron sí, pero con letra chica. Por lo tanto para darles vida tengo que buscarlas muy dentro de mí y amasarlas con mis miedos, mis amores y desamores, mis inhibiciones, en fin, si no, ¿Cómo podría darles voz?

¿Por qué elegiste está orientación de la novela histórica?, ¿y qué te atrae más del género?

A partir de la crítica literaria desde el psicoanálisis, empecé a investigar acerca de los silencios. Llevada por el camino de la insatisfacción me fui por la oscuridad de los silencios de la historia para rescatarlos desde la ficción, desde lo que pudo ser.

¿Cómo se abordan temas tan delicados como la violencia de género y los derechos de la mujer desde lo ficcional?

Bueno, en relación con lo anterior la violencia está en lo callado por las páginas de la historia oficial. Por ejemplo: Felicitas Guerrero no sólo era la Mujer más hermosa de la República sino una de nuestras primeras mujeres que se ocuparon de sus campos, Regina Pacini, no fue sólo la esposa de Alvear sino la creadora de la Casa del Teatro, Radio Ciudad de Buenos Aires y el Conservatorio Nacional de Música, entre otras obras culturales, Verónica Franco, se conoció desde el 1500 veneciano como “La puttana de Venecia”, lo que no se dijo es que la modelo de Tintoretto y la cortesana fue una gran escritora y editora que aún hoy no se estudia en los programas de Literatura Italiana, y hay mucho, mucho más. Macacha Güemes sobrevivió a su hermano Martín durante casi 40 años luchando con otras mujeres del norte por nuestra independencia. Y no sólo mujeres, ¿por qué aún no se estudia al Dr. Cristián Demaría, juez incorruptible, que dictó sentencia contra femicidio en La Plata en 1890…?

Contanos cómo surge la idea de fundar tu propia editorial con su nombre, que entiendo como un homenaje sentido a Felicitas Guerrero.

Amo el libro desde todos sus abordajes. Fui actriz, bibliotecaria, profesora, escritora y ahora editora. Siento una indescriptible alegría cuando veo un libro terminado. Y el nombre Felicitas porque sin lugar a dudas ése, mi primer personaje, me dio la mano para animarme a publicar. A recuperar a esa niña que juega. Y animar a otros a ser intranautas para despertar al niño dormido que habita nuestra interioridad. En el mientras tanto de Felicitas escribí que ahora sí descubrí que es vivir de vacaciones. ¿Qué más se puede pedir…?

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*