Nauplia. La Ciudad Protegida por Tres Fortalezas

La Ciudad de Nauplia fue siglos atrás la capital de Grecia, entre 1823 y 1834, una ciudad súper protegida en el Peloponeso, y actualmente uno de los destinos más elegidos de fin de semana para los griegos, ya que se ubica cerca de Atenas.

Desde la Capital Atenas se puede llegar en auto, pero una vez en Nauplia, para descubrir los mejores sitios de interés, como lo son las tres fortalezas que custodian la ciudad, el desafío es hacerlo a pie.

Sin dudas el viajero que llega a Europa, además de los monumentos centenarios, lo que le atrae muchísimo es visitar castillos, fortalezas e iglesias, y en Nauplia tienen fortalezas para escoger.

Una de las tres fortalezas es el Castillo de Palameles, fundada por los venecianos, es la de mayor tamaño y espectacularidad, desde allí se pueden contemplar las mejores vistas de la zona, la ciudad, el mar, y las montañas de alrededor.

Seguramente lo mejor sería visitar este castillo en primer lugar, llegar a él en autobús por ejemplo, para iniciar desde allí la caminata, y descender, ya que para ascender a pie, hay que subir casi 1000 escalones, los que han sido tallados en la roca, que permiten llegar hasta los 215 metros sobre el nivel del mar.

Si son amantes de la fotografía, sin dudas desde este sitio y en el descenso, será donde puedan realizar las mejores tomas.

La segunda fortaleza, el Castillo de Bourtzi se encuentra en un islote, por lo que para llegar a él habrá que tomar una embarcación, con un costo de 4,50 euros, aunque su historia marca que nadie quería ir allí en la antigüedad.

Construida en el siglo XV, esta fortaleza isleña era el hogar de los verdugos, vivían solos, y allí se realizaban las ejecuciones ordenadas desde la prisión de Palamedes.

Vistas desde Acronauplia

Pasando a la tercera fortaleza, a unos 85 metros sobre el mar, es la de Acronauplia, que en sus inicios era una ciudad independiente, y que luego se fortificó, quedando en su base los barrios originarios diseñados durante el dominio de los venecianos.

Ahora allí se desarrolla la zona más turística, con sitios de gastronomía, y un complejo hotelero, y con vistas muy interesantes de las playas, el Castillo de Bourtzi y el mar.

Para seguir la recorrida, si bien Nauplia no es una ciudad de grandes dimensiones, como muchas ciudades tiene su centro histórico, con su plaza, en este caso, la Plaza Syntagma, y allí cerca pueden visitar también el Museo de los Komboloi, el único en el mundo dedicado a estas artesanías griegas parecidas a lo que llaman “rosarios” en la religión católica.

En este caso, el Komboloi se utiliza para combatir la ansiedad y el estrés, y en este museo fundado en el año 1958 Aris Evangelinos y Rallou Gromitsari, se encuentra una colección de miles de piezas, las más raras de todo el mundo, en diferentes materiales, los más costosos, son los de ámbar.

En Nauplia, en su casco antiguo, se encontrarán con tiendas que los construyen y venden, el komboloi es un recuerdo particular de esta ciudad.

Se dice que es la ciudad más relajada del mundo, debido justamente a que sus habitantes se pasan buenos ratos al día con sus komboloi, en lugar de fumar o beber, sus bolillitas o cuentas movidas de un lado al otro es lo que les produce esa especie de paz o tranquilidad.

Nauplia , Iglaesia San Nicolás / Puerto / Centro de la Ciudad / Fortaleza Palamedes

Un rasgo distintivo del centro de la ciudad, es que la mayoría de las calles son peatonales, la rareza es que las mismas están realizadas con pavimento de mármol, lo que hace brillar la ciudad.

Cerca de la Plaza Syntagma también se puede visitar el Museo de Arqueología, donde se pueden conocer los restos de tumbas del periodo Heládico Medio de Prónea y del periodo micénico del área de Evangelistria, y la Iglesia de San Nicolás.

Distancias: Nauplia está a solo 140 kilómetros de Atenas y se puede llegar por carretera, unas 2 horas de recorrido, difícil decir desde otras ciudades capitales europeas, ya que definitivamente por avión hasta Atenas, para hacer luego esos últimos 140 kilómetros por carretera.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*