Cultura de reciclado: El Récord de Suecia

Hacia cero residuos, esa ha sido la premisa para llegar a este récord de Suecia en reciclaje de basura, y en la actualidad los suecos reciclan casi el 100 por ciento de sus residuos domésticos.

En una actualidad mundial con cambios climáticos, contaminación y calentamiento global, se desmorona a pasos agigantados la idea de que nunca nuestro planeta pasaría factura de los despropósitos ambientales del hombre contra el medio ambiente.

Muestras suficientes son los glaciares que se derriten año tras año perdiendo kilómetros cuadrados de su superficie, ya no en siglos, sino visible comparando fotografías de hace 10 años y otras actuales.

Desastres climáticos y catástrofes humanitarias, como en Perú con lluvias torrenciales y aludes que arrasan poblados enteros, o la localidad de Volcán en el noroeste argentino, o Comodoro Rivadavia sufriendo en 1 semana las precipitaciones de todo un año. También sirven de muestra.

Dentro de ese contexto, en el cual parece que medio mundo no hace nada para frenar la deforestación, el calentamiento global y la contaminación, Suecia está un paso al frente, reciclando casi la totalidad de sus residuos, incluso importan desechos para tener algo que quemar, para convertir los desechos en energía. La verdadera revolución del reciclaje.

La mayor parte de los residuos se convierte en algo más, como pueden ser nuevos productos, materias primas, gas o por lo menos se convierten en calor.

Hace 40 años, en la década del 70, los suecos solo reciclaban menos del 40% de sus residuos, una revolución del reciclaje y concientización de todos sus habitantes y planificación a nivel gobiernos, permiten a este país ser pionero y líder en la temática.

El método no es muy diferente al propuesto desde hace algunos años en la Ciudad de Buenos Aires, es decir, contenedores especiales para residuos reciclables, colocados en la vía pública, para que cada habitante pueda ser un eslabón en la cadena de reciclar.

A pesar que Suecia incinera tres veces más residuos que hace 30 años, ha reducido, gracias a la separación de basuras y reciclaje, en un 99% las emisiones de metales pesados. Un récord mundial digno de imitar.

Y tiene que quedar en claro algo, en Suecia la quema de residuos no es meramente deshacerse de los mismos, sino que con ellos, se genera energía, por ello, al reciclar casi el 100% de sus residuos, los importa de países vecinos, como Noruega o Irlanda por ejemplo, quienes además pagan por ello.

Los hogares en Suecia siguen separando sus periódicos, plástico, metal, vidrio, electrodomésticos, bombillas y baterías, alentados por los gobiernos municipales y provinciales.

Imitar lo bueno, generaría sin dudas beneficios para todos, en especial para futuras generaciones.

Recordemos que los periódicos se convierten en masa de papel, las botellas se reutilizan o se funden nuevamente, los envases de plástico se convierten en materia prima de plástico, los alimentos se compostan y se convierten en tierra o biogas a través de procesos químicos.

En Suecia, los camiones de basura se ejecutan con electricidad reciclado o biogás, y el agua desperdiciada se purifica hasta el punto de ser nuevamente potable.

Para productos electrónicos hay camiones especiales de basura que recorren las ciudades y los recogen, lo mismo con elementos peligrosos, como productos químicos, y las empresas farmacéuticas aceptan la medicina sobrante.

Para quienes estén interesados en más detalles sobre la temática de los residuos reciclados en Suecia, en https://sweden.se/nature/the-swedish-recycling-revolution/ nuestra fuente en idioma inglés, podrán leer una nota completa sobre el particular.

Mientras tanto, en Argentina, sufrimos la contaminación de ríos y arroyos con desperdicios industriales o de mineras, altamente nocivos para la salud, seguimos creando basurales, y a la vez, nos falta energía.

Tal vez mirar la evolución de un país como Suecia sea el inicio de un camino, largo y no de un solo gobierno, pero altamente necesario si queremos dejar algo a nuestras futuras generaciones.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad