Lejos de Oslo, Más lejos del Futuro

Si nos alegramos por la reanudación de los trenes de Buenos Aires a Mar del Plata, pese a que promedian los 50 kilómetros por hora de velocidad, será mejor ignorar algunas noticias de otras partes del mundo, que nos muestran lo lejos del futuro que se encuentra Argentina.

Nos contentamos también por demorar 20 minutos menos de viaje en el transporte público por los carriles del Metrobús.

A decir verdad, lo lejos que estamos incluso del presente, cuando en el mundo hay desde hace décadas trenes de alta velocidad, que superan los 250 kilómetros por hora, y aquí para electrificar un ramal pasan 10 años.

Por los 90 nos prometieron volar por la estratósfera a Japón, por los 2000 nos mostraron maquetas y llenaron con promesas de un tren bala, y aún en los primeros 17 años del siglo XXI seguimos viendo pasar por pasos a nivel antiguas máquinas diesel humeantes y despintadas.

¿Cómo y para qué electrificar todos los ferrocarriles en un país que sufre cortes de energía? serían razonables preguntas.

Mientras no avanzamos, soñamos despiertos, y seguimos lejos del futuro, nos enteramos de noticias de otras regiones del mundo, que lamentablemente nuestras generaciones presentes nunca verán aplicadas aquí, en Argentina.

En Oslo, capital de Noruega, se aprobó y ya tiene fecha de puesta en marcha un plan de prueba, para que la ciudad cuente con un servicio de autobuses eléctricos automatizados, eso quiere decir, ni más ni menos, que sin chofer.

Las carreteras de la capital noruega y la Autoridad de la Ciudad (Ruter og Bymiljøetaten) pondrán a prueba los autobuses a partir de marzo de 2018, donde los usuarios podrán, mediante una APP, solicitar autobuses y sus rutas.

Si la prueba da el resultado esperado por las autoridades en las ciudades de Oslo y el Condado de Akershus, el siguiente paso será poner en funcionamiento cerca de 20 unidades.

Los pasajeros podrán solicitar los autobuses usando una aplicación llamada Ruters, y los tiempos de espera serán entre cinco y diez minutos, y los vehículos eléctricos pararán para recoger a otros pasajeros durante los viajes, siempre que permanezcan en las zonas de prueba, según lo anunciado.

El período de pruebas finalizará en enero del año 2019, y si los resultados son positivos, el servicio permanente será implementado en dicho año, contando con el apoyo del Ministro de Tráfico de Oslo, Sr. Ketil Solvik-Olsen.

“Es fantástico que el transporte público noruego esté tan preparado para dar tales pasos. Muestra lo importante que es el trabajo legislativo y el efecto de hacer posible este tipo de desarrollo y tecnología en Noruega”, concluyó el ministro noruego.

Parece un sueño futurista, un libro de ciencia ficción, pero es el año 2017, lejos de aquí, muy lejos del futuro del transporte en Argentina.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*