Sitges: Cine, Playas y Paz Sobre el Mediterráneo

Para cambiar un poco de aire, y sobre todo del movimiento que genera una gran ciudad como lo es Barcelona, nos propusimos comprobar si todo lo que escuchamos y leímos sobre la costera ciudad de Sitges era cierto.

Con siglos de historia, y monumentos y castillos que dan prueba de ello, Sitges espera al turista que visita Cataluña durante todo el año, aunque claro está, que sus playas son ideales para aprovechar en verano, donde cada año miles de turistas completan la oferta hotelera.

Menos de 40 kilómetros separan a Sitges de Barcelona, pudiéndose realizar tranquilamente el recorrido en tren o en auto, menos de una hora en ambos casos.

Por nuestra parte, en la céntrica estación Sants de Barcelona tomamos el tren, desde el cual por momentos se podía ver el Mar Mediterráneo, una mezcla de paisaje de mar mezclado con las estribaciones montañosas que terminan precisamente en las costas.

Así, de repente, aparece ante los ojos de los viajeros Sitges, su puerto y sus playas, y desde la estación de tren se puede llegar fácilmente hasta la costa, la playa y su centro histórico, con caminar menos de 10 calles es suficiente para empezar a conocer esta pintoresca ciudad.

En la misma estación nos hicimos de un buen mapa, en la oficina de turismo nos brindaron algunas informaciones muy útiles para quienes como nosotros, solo estaríamos allí desde la mañana hasta la tarde.

Estar en la playa de Sitges desierta es posible, en otoño claro, para nuestro propósito de recorrer y conocer un clima ideal nos esperaba, un otoño templado, para andar en horas de sol en manga corta o con abrigo liviano, pero en el verano 2017, las temperaturas estuvieron cercanas a los 40 grados.

¿Qué hacer y conocer en Sitges?

Recorrer sus callecitas de siglos, que no mantienen para nada simetría, es sencillamente único, muy al estilo de otras ciudades con siglos de antigüedad, como Roma o Florencia en Italia por ejemplo.

Los principales sitios de interés cultural e histórico para conocer son la Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla, el Palacio de Maricel, el Museo Cau Ferrat, así como algunos sitios muy escondidos que embellecen Sitges a cada paso. Así descubrimos plaquetas en cerámicos y azulejos, colocados en las puertas de algunas viviendas, reconocimiento al mejor balcón adornado, o a la mejor fachada de cada año.

Con estos incentivos de la Comuna a los habitantes de la ciudad, imaginemos todos lo colorida, pulcra y cuidada que está la misma.

Considerada la mejor playa urbana europea, es una atracción más para quienes llegan en verano de paseo, pero claro está, que esto le vale a Sitges ser uno de los municipios en los que más cuestan las propiedades, y por ello, también los hospedajes al turista en temporada alta.

Es esta ciudad la que alberga a numerosos adinerados empresarios y también artistas de diferentes ramas, escritores y pintores por ejemplo tienen allí sus residencias o casas de verano. Entre ellos, el ilustrador y pintor Antonio Mingote, Santiago Rusiñol, los empresarios de bebidas Andrés Brugal Montaner y Facundo Bacardí i Massó, el pintor Miguel Condé, entre otros.

Las playas se recortan entre acantilados naturales y murallas fortificadas construidas por el hombre, con una arena amarilla semejante a la que conocemos los argentinos en nuestra costa atlántica.

Entre otros atractivos de Sitges, podemos mencionar que es sede del Festival Internacional de Cine de Cataluña, detallado por ejemplo en nuestra nota http://sobrelibrosycultura.com/sitges-festival-cine-fantastico/ o los Carnavales, que tienen días festivos con actividades especiales, como la elección de la Reina del Carnaval.

Sitges es conocida también por ser un centro convocante importante de la comunidad gay, con hoteles, clubs y playas donde se juntan y divierten, especialmente en verano.

Y para quienes desean simplemente recorrer sus calles costeras, apreciando el arte y esculturas que allí se encuentran, al finalizar el día de sol, podrán contemplar el ocaso desde alguno de los numerosos restaurantes y café.

Luego será hora de emprender el regreso rumbo a Barcelona, como nosotros lo hicimos, con el placer de haber conocido esta perlita sobre el Mediterráneo, y atesorar el recuerdo, los videos y las fotografías por siempre.

Comentarios

comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*